Algunos momentos cumbres de la antigua (y actual) Valladolid

Raúl López Téllez

¿Qué hora tienes?

“Este dicho dia podía ser cosa de las ocho horas ante de medio dia poco más o menos”, se indica sobre la hora promedio en que habría nacido la antigua Valladolid, en 1541, de acuerdo al acta de fundación firmado por el virrey Antonio de Mendoza y que redactara Alonzo de Toledo, “Escribano Público y del Cabildo de esta dicha Ciudad”.

Cuando cayó el Virrey

El 12 de octubre de 1992, armados con mecates y muchos huevos, integrantes del Frente Cívico Michoacano derribaron la primera versión de la estatua del fundador de la ciudad, don Antonio de Mendoza, al cumplirse 500 años del arribo de los españoles al continente, “grupo de apenas 50 personas que no dudó en arrastrar sus restos hasta el Palacio de Gobierno como parte de las protestas”.

El escultor, Santos Sánchez, un año después del hecho señaló que “me di cuenta de la convocatoria y pedí la intervención de la policía, para que, previniendo un atentado, vigilara y protegiera el monumento. La verdad es que no hubo ningún policía”.

La estatua, hoy lo sabemos, se repuso para volver a colocarse en su pedestal, en la Avenida Morelos Norte frente al Ex Convento del Carmen, Casa de la Cultura.

Cuando había patriotas…

Cada 15 de septiembre en Morelia, durante la ceremonia de El Grito, era frecuente el desorden ya sea a mitad del rito dictado desde un balcón de Palacio de Gobierno o segundos apenas de que había culminado la arenga en honor “a los héroes que nos dieron patria y libertad”.

Septiembre de 1993 no fue la excepción y  aunque pocos medios lo consignaron, esta vez la fiesta se amplió más allá del cuadro tradicional para aventarse elotes, piedras y lo que hubiere en tono a la Plaza Melchor Ocampo. 110 detenidos fue el resultado de una corretiza contra presuntos estudiantes por parte de policías, que no pudieron contener sin embargo las secuelas de los ánimos exacerbados: comercios con las vidrieras rotas, saqueados, eran el testimonio de una noche loca, como años después hubo otra en el mismo escenario.

Un 2 de octubre bien moreliano

Un 2 de octubre de 1966, en una movilización de estudiantes de la Universidad Michoacana en contra del aumento a tarifas del transporte público, el estudiante Everardo Rodríguez Orbe cae asesinado frente a la Procuraduría de Justicia estatal, lo que genera protestas y que policías y militares intervinieran en el Colegio de San Nicolás y la Casa del Estudiante Nicolaita.

Vejación en la plaza pública

El 6 de septiembre de 1993, por haber convocado a unos ahorradores defraudados a una manifestación para reclamar a dirigentes que no los defendían –Vicente García Rincón, Alfredo Nateras Tello y Sergio Acosta-, una mujer de 70 años de edad, María del Carmen Ramos, fue desnudada y arrojada a la pileta donde en ese año se ubicaba la estatua de Melchor Ocampo y su lema de “No es matándonos sino…”, que poco valió a los manifestantes, convocados por Nateras Tello, líder al momento de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP). La acción transcurrió ante policías que sólo observaron los hechos y de los siete presuntos detenidos como implicados directos en el ultraje contra la mujer… todos fueron liberados.

Otro 15 de septiembre

En el año 2008, hundidos en plena euforia patriotera en el Centro Histórico, ciudadanos son las principales víctimas de los atentados ocurridos un 15 de septiembre, cuando se arrojaron varias granadas de fragmentación en torno a la Plaza Melchor Ocampo y posteriormente en el cruce de la Avenida Madero esquina con Quintana Roo, con un saldo de más de 15 muertos y un centenar de heridos, algunos con pérdida de miembros e inválidos de por vida. De los hechos, ocurridos durante el gobierno del perredista Leonel Godoy Rangel, se habló de la mano del narco, de autores materiales cuasi que inmediatamente liberados y que años después quedó demostrado no tenían nada que ver.

Eran los años de un presidente michoacano, Felipe Calderón Hinojosa, a quien el uniforme militar le quedó holgado pero que él se empecinó en llevar como comandante de una guerra que aún sigue.

Cuando los monarcas eran canarios

El 26 de julio de 1988, Atlético Morelia asciende a la Primera División del futbol mexicano, tras vencer al Deportivo Tapatío. En esos años, la ciudad honraba a su equipo que llevaba el mote de “canarios”, aves que eran típicas en la ciudad y objeto de un comercio visto tan de la ciudad como vender ates. El 9 de abril de 1991, se inaugura el estadio Morelos, donde el cuadro local se ha consagrado tanto en victorias como en múltiples derrotas.

Cuando ganó la oposición

En agosto de 1991, el Partido de la Revolución Democrática mantiene un plantón en el Centro Histórico para demandar se reconozcan sus triunfos electorales. Frente al Congreso del Estado y el Palacio de Gobierno, la muchedumbre es intimidada por el Ejército. El perredista Samuel Maldonado Bautista se convierte en el primer alcalde de oposición en gobernar la ciudad, tras la hegemonía que por más de 70 años mantenía el PRI en el control político nacional.

Ciudad Patrimonio

En 1991, la UNESCO declara a Morelia Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Deja un comentario