Francisco Javier Larios: Autodiagnóstico presuntivo

Francisco Javier Larios

Autodiagnóstico presuntivo

Soy diabético  cardiaco  andropáusico
                       Y maniaco depresivo
                                               Con tendencias autodestructivas.
Odio a los mercaderes del dolor
                                  Tanto como a los Mefistófeles del poder.
Y amo con sospechosa cautela
                                  Las raquíticas flores de la alegría pasajera.


Paris ante el juicio de la historia

Me tiene sin cuidado
el juicio endeble de los hombres,
mientras tenga a mi lado
a la hermosa Helena,
y siga por siempre siendo
el protegido de las Diosas.


En defensa del mentiroso

“El poeta se ve obligado a mentir
para encontrar la verdad.”
“La verdad tiene que volverse mentira;
porque la mentira es la verdad de la literatura.”
(Mario Vargas Llosa)

Este mentiroso sabe
que mentir es un pecado;
no miente de mala fe
sino por miedo al pasado.

El amor a la verdad
lo lleva a la fantasía
y cree con veracidad,
lo que inventa cada día.

Trama, urde y descompone
la sórdida realidad;
y siempre la recompone
buscando felicidad.

Nadie sabe como él
reinventar su melodía
y saborear esa miel,
que le deja la ironía.

Para él pido clemencia
y un poco de comprensión;
Sólo peca por demencia
y por exceso de alcohol.


Francisco Javier Larios Medina (Zamora, 1957), poeta michoacano autor de Variaciones sobre una misma obsesión y otras bagatelas y Poesía ociosa, entre otros textos. Los poemas aquí incluidos forman parte de su libro inédito Versos expósitos y palabras en retozo.


Imagen de portada: Fumando al sol, de Carlos Congregado López

Deja un comentario