Cafetería Mentha, laboratorio cultural

Wendy Rufino

Un ambiente fresco, familiar, de buena charla, rica comida, atención personalizada y también laboratorio cultural, es la cafetería Mentha, dirigida por Daisy Moreno, Anabel V. Villarroel y Gabriela Denova, las tres mentas. En el lugar es común ver que los comensales se sienten en confianza para iniciar una conversación con ellas mientras están en la cocina preparando sus alimentos.

La cafetería se llama Mentha porque alude al término científico que se utiliza para denominar a la familia de donde provienen la hierbabuena y menta, explica Daisy Moreno. “Son parientes diferentes pero iguales y así somos las tres mentas que conformamos esta cafetería, pero no solo eso, el concepto del espacio implica justamente la integración de la comida, las plantas, algunos productos y el laboratorio cultural ¿Por qué un lugar no puede estar compuesto de muchas cosas?”.

Recientemente expusieron el trabajo “Reuniones” de cinco fotógrafos donde se abordaron diversos temas: el desnudo, las estructuras y lo urbano. Que culminó en un ejercicio de diálogo sobre los distintos estilos de los exponentes, así como las impresiones de los espectadores, acompañados de bocadillos especiales con el toque de la casa, que en esta ocasión fueron los chepos (natilla de leche) bañados con chocolate blanco y  nuez, además de una muestra de hamburguesa de garbanzo.                  

           

Iktan Andrea Cortés, “Del cielo al infierno” (2018)
César Rivera, “ECDISIS” (2019)
Yunnuen Martínez Tapia “Ante el camino” (2017)

“Las exposiciones cuentan con el buen gusto gastronómico de la casa, la experiencia es doble, admiras, reflexionas, pasas un buen momento aunado al placer que te da degustar los bocadillos”, expresó Gabriela Denova.

La especialidad de la casa

Como el nombre de la cafetería lo indica, la menta es uno de sus ingredientes favoritos, por lo que se puede encontrar la clásica infusión de menta natural, una bebida fría de limón con mentha y chocolate blanco con menta, uno de los preferidos. El café es mezcla propia de tres proveedores diferentes: Chiapas, Veracruz y Guerrero.

Los platillos que más se venden son los chilaquiles y las enfrijoladas, papas horneadas de hierbas finas y tres tipos de hamburguesas que se llaman kipka, koe y Kabuli, de pollo, molida de res y de garbanzo.

“Tenemos comida casera con atención personalizada, charlamos sobre la preparación de sus alimentos, les cuidamos la salud, aquí vienen muchos oficinistas, estudiantes, por lo que buscamos que tengan comidas saludables”, acotó Gabriela Denova.

Los postres preferidos son la crepa de cajeta con nuez, pastel horneado, pay de queso y flan.

¿Qué es el laboratorio cultural?

“Lo consideramos un laboratorio porque la experimentación tiene un escenario, aquí buscamos exponer cualquier propuesta de arte, desde presentaciones de libros, talleres, danza, teatro, lo que se acomode al espacio del que disponemos. Estamos claro orientadas más a lo visual, queremos ser también un espacio para la proyección de animación por código con música en vivo, animar a los artistas a que expongan esos proyectos, ya estamos trabajando en ello, y está cerca una presentación de este tipo”. Respondió para el-artefacto, Anabel V. Villarroel.

Gerardo Franco Cruz (Gerarte), “Déjavu” (2016)

¿Cómo se ven a futuro en la cafetería Mentha?

“Hemos trabajado mucho en distintos lugares, y siempre se va algo de ti, pensamos porqué dejarlo consumirse así. Queremos auto emplearnos y envejecer en el lugar, disfrutarlo como nuestra casa y vida a futuro, a veces no necesitas más que tres ingredientes para crear un platillo, aquí experimentamos todo el tiempo, con la gastronomía y con lo que el espacio nos permite”. Coinciden las tres mentas.

Mentha, cafetería y comida casera de especialidad, un lugar para escapar de lo cotidiano, accesible al bolsillo.

Cafetería Mentha, 20 de Noviembre #569-A. Centro Histórico. De lunes a sábado. Horario: 8:30 – 19:30 hrs. 

Deja un comentario