Comprar o vender libros por FB

el-artefacto

La compra y venta de libros por las redes sociales se ha convertido en una alternativa de búsqueda al margen de las librerías convencionales.

Al lado de títulos de todos los temas, de astrología a cocina y manualidades, destacan textos que van desde los clásicos de la literatura o la filosofía, hasta modernos autores de arte y poesía, lo que acerca a los miembros de estos grupos a verdaderos hallazgos y a un menor costo que en las librerías formales.    

En Morelia operan aún pocos grupos en Facebook, ante una demanda existente de buscadores de textos en estos espacios, emprendidos por entusiastas promotores de la lectura que los consideran una necesidad y un servicio.

De una plática, a más de 13 mil miembros

Sophie Korutesu, de “Libros de Morelia, Compra, Venta y Cambio”, inició el grupo en FB en el año 2015, con “una plática con ex compañeros de la Facultad de Lengua y Literaturas Hispánicas, que planteaban que no se encontraban libros fácilmente y la idea era no sólo comprar libros, valga la redundancia, en librerías, sino acceder a bibliotecas personales ya que muchas personas desean limpiar su librero o simplemente deshacerse de material y algunos nos llegan a interesar o servir”.

De aquella idea inicial, cuenta, “el proyecto se quería lanzar en un espacio físico, pero no contábamos con los recursos para hacerlo realidad por lo que pensamos que las redes sociales nos facilitarían esa parte”, el que tuvo que emprender sola ante la falta de participantes. “En un inicio se comenzó con un aproximado de mil miembros que rápidamente creció en los primeros ocho meses, llegando a más de 13 mil; la verdad el grupo ha crecido muy lento después de eso, debido a la gran competencia que hay en redes sociales, lo que no veo mal, sino al contrario me agrada la idea que haya más personas que quieran que avance todo esto”.

En su muro, dice, “se estima un aproximado de visitantes al día de 10 personas; hay días que hay más, como los fines de semana o en inicio de ciclos escolares”, con una tendencia de búsqueda hacia textos de Literatura, Filosofía e Historia.

“Las compras o ventas que se observan en el grupo varían de precio y lo que se pide y respete, es que no excedan precios de librería o como nuevos, a menos que se trate de un número o edición especial, hay algunos miembros con esa facilidad de ubicar esos libros que nos apoyan en el grupo, nadie en el grupo percibe nada monetario, es simplemente por gusto tanto de compartir y ayudar a la gente a que encuentre material de lectura”.

Respecto a si pudieran ser competencia para las librerías formales, considera que no. “Las librerías no encuentran algunos materiales y este espacio es para eso precisamente y bueno si llegan a vender un libro más económico; también depende del lector, hay a quienes les agradan los libros de segunda y hay quienes prefieren material nuevo”.

Jóvenes buscadores

Alejandro César Herrera, quien inició hace cinco años su incursión a través de “Compra y Venta de Libros”, define a los usuarios como una “población flotante, tanto la que compra como la que oferta en dichos espacios, por hablar de grupos especializados”.

Ubica en los jóvenes de 20 años de edad promedio como los principales participantes en estos espacios; “buscan sobre todo sagas juveniles, terror o versiones adaptadas de los clásicos, a excepción de las temporadas escolares, cuando son buscados los libros especializados de cada carrera”.

 A su juicio, el auge de las redes sociales le permite a “muchos particulares ofrecer sus libros fácilmente ante un mercado muy grande, y donde los libreros tradicionales (los de viejo), difícilmente pueden competir, debido a sus costos operativos, pero sobre todo ante su voracidad por querer obtener utilidades muy altas por sus libros, lo cual hace que el precio de los ejemplares sea en muchos casos casi similar al costo en una librería de nuevo”.

Sobre los grupos que operan en Morelia dice que “hasta donde yo sé, hay unos cuatro grupos que se dedican a esta actividad. A nivel nacional, no tengo realmente una idea, pero lo que sí sé, es que hay grupos especializados por temáticas o características muy específicas como libros descatalogados, antiguos, etcétera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *