Endgame: el fin de una era

Julio Alberti López Blanco

Llegamos al fin del camino, trazado a través de 11 años y 22 películas, la conclusión del primer gran arco del universo cinematográfico de Marvel, el final de uno de los proyectos más ambiciosos de la historia del cine.

Avengers : Endgame estrenada en 2019, dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo, esta cinta es consecuencia de los eventos ocurridos en Infinity war.

Tras la desaparición de medio universo a través del chasquido de Thanos, los héroes están derrotados, muchos de ellos desaparecidos incluso, su vida quedó vacía tras lo ocurrido, pero se les abre la oportunidad de resolver el desastre a través del mundo cuántico, herramienta que les permitirá volver al pasado y juntar las gemas del infinito para revertir el chasquido.

Infinity War, el filme previo, se atrevió a matar a sus héroes, golpe duro que generó expectativa sobre cuáles serían las consecuencias para la próxima película, el principio de End Game es una vista desolada de lo que quedó, lo expresa de bueno manera a través del silencio y las tomas de una ciudad que parece abandonada, con poca gente en sus calles, bajo un constante luto.

Sin embargo conforme avanza, la cinta se vuelve más dinámica, aunque la mayor parte de la acción aparece al final.

El desarrollo de los héroes concuerda con las personalidades de cada uno, pero es un poco inestable: Tony Stark deja la vida de lujos para vivir una vida más tranquila con su familia; Hulk aprende a convivir con sus dos personalidades, ahora como Bruce Banner quien controla el cuerpo de la “bestia”, bajo un estado de ánimo más optimista; Black Widow se convierte en una mujer más sensible; Capitán América demuestra una vez más ser un individuo que a pesar de todo se mantiene firme a su ideología, una persona buena.

Por otro lado, en otros personajes es floja su participación. Thor es un claro ejemplo de esto, que pasa de ser el poderoso dios del trueno a un gordo deprimido, el motivo se justifica debido a la culpa que carga al no haber podido matar a Thanos, pero al asgardiano Marvel no lo ha tratado muy bien, deja de ser el personaje profundo visto en historias anteriores, a un alivio cómico para llegar a un nivel más amplio de audiencia, sin importarle perjudicar la imagen de sus héroes.

El filme tiene claros fallos argumentales, como alterar el pasado sin que tenga repercusiones en el presente, parece que se favorece más a la trama que a la lógica.

Siempre pasan cosas asombrosas, como que revisiten eventos de películas anteriores, sentir la tensión de que si fallan una vez todo se estropea o ver a todos los héroes reunidos en una misma escena mientras el tema de los Vengadores suena, es una película que te emociona, cuando pasa algo asombroso te dejas llevar por el momento, es una conclusión que te deja exaltado. Claro, igual que sus partes épicas tiene partes tristes, como la muerte o retiro de los personajes con los que te has encariñado a través de los años.

Aun así el universo de Marvel continúa, ahora solo queda esperar qué sigue después.

Nadie imaginaba hace once años que la película de Iron Man iba a desembocar en todo esto.

Avengers: End Game, Anthony y Joe Russo, Estados Unidos, 2019, Cinépolis y Cinemex. Público: adolescentes y adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *