Espacios públicos

Más allá de unos payasos por las tardes, la danza de los viejitos el fin de semana o el paso de estudiantinas e incitadores a un paseo por las leyendas vallisoletanas, el Centro Histórico de la ciudad carece de vínculos hacia la ciudadanía en materia de eventos culturales en sí.

Aprovechar los espacios públicos en la ciudad ha estado lejos de las políticas públicas en materia de cultura. Si bien ahora el Ayuntamiento con su Secretaría de Cultura han hecho lo posible con generar un mayor número de actividades, lo cierto también es que éstas se mantienen en los mismos ámbitos, cerrados o de una recurrencia no habitual que aleja a los ciudadanos, amén de la difusión que no siempre es tan oportuna.

Claro, hay otros factores, como el marco legal propiciado por las anteriores administraciones municipales, quienes en su afán por reglamentar y regularizar los espacios, terminaron por establecer a tabla rasa reglamentos que van en contra de la presencia de cualquier grupo que se plante en la plaza pública, háblese de vendedores informales, grupos artísticos o músicos urbanos.

Creemos que al paso del ciudadano, no estaría mal encontrarse con un concierto vespertino en las colonias, una función de teatro o conciertos en las plazas y vaya que hay muchas en Morelia que se prestan para ello. La misma Ciudad Universitaria en algunas de sus zonas podría habilitar actividades para acercarse a los jóvenes mediante el arte y la cultura.

El convertir este tránsito cotidiano en una ruta de encuentro con la cultura, además de apropiación de espacios, propiciaría la defensa de los mismos como puntos de encuentro, de convivencia, de emociones compartidas. Ojalá en un corto plazo esta expectativa se pueda cumplir.

Deja un comentario