Manuel García, el Caminante

Caliche Caroma

Manuel García estuvo en Morelia el jueves primero de agosto de 2019, el foro Tezla fue la sede del concierto que formó parte de la gira Caminante; el número 194 de la calle Benito Juárez vibró con la música del cantautor chileno que llegó de la CDMX después de presentarse en el festival Cantares y la Biblioteca de México. Pelo cano, rizado, patillas gruesas y largas, su voz explora las posibilidades de la glucosa, los ojos del artista parecen tristes, pero es la calma que se mece en sus párpados.

Lleno total, gente parada buscando algún lugar para descansar las posaderas. Dos grupos locales como teloneros. Primero tocó La Fronda de Marsyas, después vinieron los ChanequeSon, ambos grupos lanzaron versada improvisada para Manuel García. El concierto por poco se convierte en un fandango. Salió al escenario el de Arica, acompañado de sus dos guitarras y Luis, el joven que asiste y toca algunas piezas con él en esta gira. Aplausos: “Yo sólo quiero/Que recuerdes eso/Que fui un pasajero/Allá entre tus sueños/Que fui un pasajero”.

Estuvieron en el concierto del Tezla tres de sus seguidores en México, a saber, Rosario, Wicho y Ángel. Los tres habían estado en los conciertos de la Ciudad de México. Rosario me regaló el boleto para poder escuchar a Manuel García. Y lo escuchamos todos: “Algo que siempre ha nacido/detrás de la cordillera/aunque no haya luna llena/siempre se queda en nosotros/y eso que a mí me desvela/es como entrar en tus ojos/es como si fuera el oro/de todas las cosas bellas/como la fuerza de un potro/que se encabrita en la selva”.

Conocí a Manuel García porque Chinoy, otro cantautor chileno, me habló mucho de él, y en 2017 Rosario Berber lo trajo a Morelia, ella lo invitó al aniversario de su sala de lectura Ala de Colibrí, mismo que se llevó a cabo en el restaurante Mechuacan. Asistí y pude ser testigo del carisma del chileno, su voz pausada, respiraba las palabras, tranquilo, sin prisas ni nervios, compartió algunas canciones, en su mayoría de autores de culto de la nueva (vieja) canción latinoamericana, ante un público principalmente compuesto por niños de 9 a 15 años. Sonreía a la mínima provocación.

El 28 de julio de 2019 lo volví a escuchar en Coyoacán. Él y su guitarra conquistando a miles de personas bajo una lona que ahuyentaba “un tantito” al sol abrasador de la CDMX. “Mañana vas a encontrar una flor que te dejé/Contra el pecho abrazarás su suave fuego/Y en una danza sutil, libélulas de jardín/Cruzarán el cielo de tus sentimientos”. La danza de las libélulas es, con Hablar de ti, de sus canciones más coreadas. ¿Es posible la trova en medio de la tormenta? 

Manuel García reafirmó en Morelia su compromiso con un público que va creciendo poco a poco, otra vez la calma. Paseó por la ciudad, incluso se tomó un video que puede visitarse en su página de FB, en él camina por la esquina de la calle Abasolo y avenida Madero. Seguramente pronto regresará para presentarse de nuevo y cantar a coro: “Difícil pensar sin hablar/difícil hacerse un lugar en los labios/al toro si no es por los cuernos/difícil llevarlo arrastrando al infierno”.

Han transcurrido casi diez años desde que Manuel García visitó por primera vez México, ha asistido a múltiples festivales y recorrido al menos 12 estados de la República en sus presentaciones, por eso el color, el sabor y los sonidos de la multiculturalidad se perciben en algunas de sus canciones, muchas de ellas escritas impulsivamente en este país”.

Ángel Ortiz Beltrán

Yo lo escuché la primera vez que vino, me gané unos boletos sólo por decir que tenía un mes de conocerlo. Lo he visto varias veces. Debo ser sincero en un tema,  yo con uno o dos conciertos tengo, pero en esta ocasión me chuté cuatro de los seis conciertos que dio (Manuel García) en la semana, lo hice por acompañar y apoyar la afición de Rosario para con Manuel. No obstante, sí los disfruté, y en lo personal me dio mucho gusto saludarlo en persona y agradecí que le haya enviado un saludo a mis hijos por video, a los cuales llevé al Foro del Tejedor y salieron encantados con el concierto”.

Wicho Flores

Las letras, la música y en general la propuesta de Manuel García me gustan porque más que un objetivo de mercadotecnia, tienen la intención de hacernos reflexionar y tocar conciencias a través del arte, por eso es que no es un artista cualquiera, como él mismo lo dice en el nombre de su gira Caminante, va trazando su propio camino, y muchos vamos siguiéndolo en ese caminar”

Rosario Berber

Deja un comentario