Otro septiembre sin concluir el Teatro Matamoros

Raúl López Téllez

Este mes se cumple otra fecha de varias que han ofrecido las autoridades estatales para poner fin a una obra polémica, el Teatro Matamoros, proyecto planteado hace 11 años y que se ha mantenido sin transparencia en tanto la sociedad lo desconoce a cabalidad, incluso con varias modificaciones en el trayecto y en el que ahora el gobierno estatal le abre la puerta a la participación de la iniciativa privada.

En declaraciones a los medios, en julio del 2018, el secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, José Juan Domínguez López, señaló como probable el mes de septiembre que acaba de iniciar como la fecha para la conclusión del Teatro Matamoros, una obra diseñada desde el 2008 y en torno a la cual se espera aún la erogación final de 119 millones de pesos para concluirlo, además de contar con recursos por 20 millones más para rehabilitar el inmueble adjunto y que forma parte del conjunto arquitectónico que por muchos años funcionara como el Cine Colonial de esta capital.

Registro: 2017
Registro: 2017

Desde el año 2008, cuando se crea el Fideicomiso del Teatro Matamoros, el proyecto ha cruzado por una trayectoria que ha tenido costos financieros sobre todo, pero también irregularidades administrativas. Hasta el año 2013, se habían aplicado en la presunta obra 300 millones de pesos, de un monto por 150 millones establecido originalmente para costear en su totalidad el proyecto, en el que se presume que se ha concluido el aforo y se han realizado cambios al proyecto original, por lo que se prevé que incluso material que ya había sido adquirido podría quedar a la deriva o en otros casos quedar sin control.

Originalmente planteada su inauguración en septiembre del 2010, para hacer honores a los eventos bicentenarios de la Independencia, la proyección del Teatro Matamoros empezó con el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, cuando se adquirió el inmueble. Su sucesor, Leonel Godoy Rangel, en el año 2009 instaló un comité técnico para hacerse cargo del proyecto, en el que desde ese año y hasta el 2014, fungió como su presidente Cuauhtémoc Cárdenas Batel, quien a partir del año 2015 interpuso una demanda al gobierno estatal por salarios presuntamente no pagados. No es el único que reclama recursos no saldados, ya que ha trascendido que otras diez demandas se encuentran interpuestas por personal que laboró en la primera etapa del proyecto y que en el inicio del gobierno de Silvano Aureoles Conejo, dejaron de percibir sus salarios sin explicación alguna.

Registro: 2017

En el año 2011, la obra ya había tenido una fluctuación en su costo de 209 por ciento, de acuerdo con una estimación de la reportera Ivonne Monreal, quien señala que la Auditoría Superior del Estado ya había realizado algunas observaciones al Fideicomiso, como el haber emprendido el proyecto sin dar a conocer un presupuesto base y además usurpar funciones de la SCOP  además de trabajar sin algunas licencias y permisos, e incluso para ese año con una deuda por 23 millones de pesos, “con adjudicaciones directas sin autorización y que paga altos salarios”. Aquí, la nota http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-196998

Para Claudio Méndez, quien integra el Fideicomiso como representante de la Secretaría de Cultura, no hay una fecha decisiva para concluir el proyecto o bien, no se atreve a establecerla. Los tiempos dependen más de la SCOP, a quien le corresponde la ejecución del proyecto, dice.

Registro: 2017

Del proyecto original planteado formalmente en el gobierno de Leonel Godoy y que continuó Fausto Vallejo Figueroa en su periodo efímero como gobernador, hasta el presente en que Silvano Aureoles Conejo reactivó el Fideicomiso e incluyó una presunta representación de la iniciativa privada, según lo reconoce Claudio Méndez, han pasado 11 años y se habla de que se requieren 119 millones de pesos para darle fin, más los 20 para rehabilitar la casa anexa, recursos cuya autorización está en manos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El titular de la SECUM dice al ser cuestionado sobre las variaciones en el proyecto y su costo, que una vez concluida la obra “se va a ver cuál fue el proyecto que se planteó y cuál el que culminó, y eso tendrá una suma y una resta y ya la población dirá”.

Registro: 2017

Justifica al decir que se planteó un proyecto con recursos que no correspondieron a las “dimensiones” proyectadas. “Se está haciendo por lo tanto una adecuación en base a una unidad presupuestal, pero de que es urgente que se termine, es urgente”, señala.

La iniciativa privada “está interesada y van a entrarle como patrono; el Teatro es propiedad del estado, lo que estamos viendo es la necesidad de buscar nuevas fórmulas de coinversión”, entre las que citó a los patronatos o las asociaciones civiles, que facilitarían y justificarían desde su punto de vista esta inclusión.

Registro: 2017

Lo cierto es que sobre una danza irregular de cifras, se calcula que el costo de esta obra ya supera los 600 millones de pesos aplicados. Se mantiene entonces el reto de superar los septiembres como plazos que, año con año se repiten en boca de funcionarios como el mes de la inauguración que, como vemos, no llega.

Deja un comentario