Sarabanda abrió la noche del Jazztival

Pérez Prado

Un jazz desde la academia, nada frío por ello, preciso y emotivo, fue el que ofreció Sarabanda en la noche inaugural del Jazztival este miércoles.

El grupo de la Universidad Autónoma de Querétaro, conformado por catedráticos de la licenciatura en Música Contemporánea de la Facultad de Bellas Artes, logró los aplausos de un público que, fiel, acudió al arranque del encuentro jazzístico y abarrotó el Claustro Mayor de la Casa de la Cultura.

Piezas de Wayne Shorter, Miles Davies y Jerry Bergonzi, entre otras, al lado de interpretaciones propias, conformaron el menú del cuarteto integrado por Eduardo Núñez en el piano, Juan Alzate en el saxofón, Sergei Solokov en la batería y Alonso Hernández en el bajo, quienes se llevaron las palmas con una versión de la pieza de Nicolo Paganini, “Capricho 24”, una mezcla que definió Alzate entre be bop y jazz latino, para el lucimiento de un trío sin el saxofonista.

De su autoría, Sarabanda interpretó además “Soledad” y “Caminando en el jazz”, entre el funk jazz y el swing. El ensamble queretano suena sólido y equilibrado, apegado a la partitura pero fresco y capaz de mover al público, que en particular aplaudió a Juan Alzate en el protocolo institucional de apertura del Jazztival, en reconocimiento al fundador y organizador de una de las celebraciones jazzísticas más importantes del país.

En la parte central del concierto, la compañía independiente La Serpiente desarrolló una coreografía mientras Sarabanda interpretaba a Bergonzi.

Alzate agradeció el apoyo de las instituciones que han apoyado al Jazztival en sus 17 años de existencia, donde en los apoyos para este 2019 destacó al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, a la Secretaría de Cultura del gobierno estatal y a productores locales, sin aludir al gobierno municipal que no apoyó financieramente el evento, aunque estuvo presente como funcionaria invitada, Cardiela Amezcua, secretaria de Cultura del Ayuntamiento.

Claudio Méndez, titular de la SECUM, deseó larga vida al Jazztival y en lo que llamó “una provocación”, dejó para un futuro evento abordar al escritor Julio Cortazar en torno al jazz, luego que aludió al cuento “El perseguidor”, inspirado en la figura de Charlie Parker.

En su intervención, el secretario de Difusión Cultural y Extensión Universitaria de la Universidad Michoacana, Héctor Pérez Pintor, festejó el inicio del festival al aludir al jazz como “un mensaje muy poderoso en estos momentos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *