Intervención escénica: Las cuatro Caras de Antonieta

Autor: Luna Monroy

Las cuatro caras de Antonina es una pieza de intervención escénica para espacios públicos que pretende establecer a decisión y placer una ductilidad en el hilo de las emociones. En este espectáculo en foros abiertos participan en la acción corporal la bailarina  Paulina María López Vega y en el ambiente sonoro el músico y compositor Eduardo Solís Marín.

Las cuatro caras de Antonieta, que recientemente se presentó en la Plaza Valladolid,  se compuso básicamente de la representación de cuatro emociones que  iban  del dolor  a la ira, de la ira a su opuesto, la alegría, para culminar en el estado  de la serenidad. Acompañada de  los sonidos de metales  que  interpretó Solís Marín. A través del juego de la improvisación, el personaje de Antonina se significó a partir del contrapunto de ese otro personaje que no adquiere nombre, que acompaña, que genera y es parte del montaje urbano.

La pieza abordó la estética escénica desde el contacto con los públicos involuntarios, ya que es el transeúnte el que por azahar de su rutina, propicia una interacción esencial de la misma a partir de su permanencia o indiferencia. Fueron  cerca de 40 minutos en los que se  intervinieron ambientes arquitectónicos,  los arcos de la Casa  de las Artesanías, lugar en el que  inició la interacción y, la Plaza Valladolid escenarios que permitieron el trazo espacial del camino que  habitaron Antonina y su otro alter egos, al filo de las 19:30 horas de este fin de semana pasado.


“Existir a través del preludio que hace brotar las más hondas heridas, irradiar en concierto de sol menor las carcajadas más felices; disolverse con agua de fuga para trascender, nuevamente. El acto creativo reúne personajes capaces de habitar todos los mundos. Tejemos nuestros lazos afectivos a través del cotidiano arte del vivir.” .

Paulina María López Vega

Equipo creativo originario

Ambiente sonoro: Eduardo Solís Marín
Acción corporal: Paulina María López Vega
Asistente General: Cecilia Vega Ruíz
Caracterización: Carolina Rincón

Paulina María López Vega

Adquiere su título de Licenciada en Danza con mención honorífica en el año 2016 en la Facultad Popular de Bellas Artes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, habiendo obtenido en tres ocasiones el Premio “Padre de la Patria” como reconocimiento a su desempeño académico. Comienza su formación dancística y corporal desde los 14 años de edad atravesando por diversas técnicas y géneros como los son: bailes de salón, técnica clásica, danza folklórica mexicana, árabe, africana, contemporánea, jazz, entre otras; así como por las disciplinas del teatro, la música, las artes visuales, la capoeira y el feldenkrais. Ha participado en producciones escénicas con artistas locales dentro y fuera del país.  Desde el 2005 comienza su labor como docente de las artes del cuerpo estando frente a grupos de todas las edades: desde nivel preescolar hasta superior, grupos con capacidades especiales, de la tercera edad, y mujeres en período de gestación.

En su interés por dar fusión a los lenguajes corporales que han nutrido su profesión, así como a sus anhelos personales que se funden con los que considera deberes éticos y sociales, surge la metodología de la Danza Libre, cuyos fundamentos de investigación teórica han quedado escritos en su documento de tesis para obtención de grado.  Actualmente pertenece al cuerpo docente de la Universidad Latina de América y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Eduardo Solís Marín

Originario de Torreón, Coahuila (n.1964), pero radicado en Michoacán desde hace más de treinta años, Eduardo Solís Marín estudió en el Conservatorio de Las Rosas (1980-1988), donde cursó las especialidades de Canto Gregoriano, Dirección Coral y Composición. Tuvo como maestros a Jesús Carreño, Rubén Valencia, Bonifacio Rojas, entre otros;  posteriormente fue alumno de Manuel de Elías y Antón García Abril. Es un especialista en coproducción artística, su música le ha dado premios nacionales e internacionales, destaca su colaboración con varios grupos y proyectos en otras áreas como el cine y el teatro. Ha sido en tres ocasiones becario en composición del FONCA. En 1997 se hizo merecedor del reconocimiento de la fundación Hazen Hosseschrueders, en Santiago de Compostela, España.

En la actualidad es profesor de la UMNSH donde labora desde 1992, en el área de Composición, lo que combina con su actividad como catedrático en el Conservatorio de las Rosas. Algunas de sus obras más representativas son: Los cuentos del Cuervo, música para violín, violonchelo y piano, obra dedicada al Trío Morelia, estrenada en la Sala Niños Cantores del Conservatorio de las Rosas, 26 de agosto 2017; Heraldos del Ocaso, obra ganadora del Concurso de Composición por el Centenario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, estrenada el 15 de octubre de 2017 en el Teatro Morelos de Morelia; y Quetzalcóatl, obra escrita ex profeso para el órgano tubular del Templo de la Compañía,  comisionada por el Mtro. Organista  Rodolfo Ponce Montero, estrenada el 19 de Octubre de 2017 dentro del XLV Festival Internacional Cervantino, Guanajuato, Guanajuato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *