Un público cautivo, el principal patrimonio de XESV: Yazmin David

Raúl López Téllez

Los retos de consolidar una emisora pública como XESV, Radio y Tv Nicolaita, no terminan para su directora en los recientes festejos por el 43 aniversario.

Yazmin David, la primera mujer en dirigir la emisora de la Universidad Michoacana, de un total de once titulares que la han encabezado en estos años, dice que el balance a más de cuatro décadas arroja a su favor tener un público cautivo, con una producción que, acepta, es necesario reforzar y que en mucho se realiza por los colaboradores, de los que destaca que en algunos casos –sobre todo en espacios dedicados al rock-, son los hijos quienes ahora dan continuidad a los espacios iniciados por sus padres en la barra programática.

La tarea es día con día, constante y en medio de retos y obstáculos, pero hay toda la confianza para consolidar una barra programática más acorde con nuevos públicos y nuevos discursos, confía.

XESV, dice, llega a este aniversario con “emoción, con un buen ánimo de trabajo entre la gente de base y colaboradores, con una mayor vinculación con la dirección, involucrar a los trabajadores pero también hacer sentir al ciudadano que esta es la Radio universitaria, una radio pública al servicio de la Universidad cercana a la sociedad”, señala. Diez personas conforman el equipo de la radio y Tv Nicolaita, muy pequeño si lo vez para una emisora que transmite 24 horas los 365 días del año, es complejo pero hemos estado trabajando, ese es el ánimo, trabajo en equipo, apoyarnos, soportarnos los unos a los otros en el sentido de respaldar la experiencia de todos”.

De la barra, 27 son producciones propias y 39 son en colaboración, aspecto en el que destaca la disposición que ha encontrado en el personal de Radio Nicolaita para fortalecer contenidos, que se enriquecen además con siete producciones de Radio Francia Internacional, Radio UNAM, la Fonoteca Nacional, la Radio de la Universidad de Durango y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, entre otras instituciones externas, al igual que las aportaciones que mantienen facultades como las de Letras, Filosofía, Historia y dependencias como la Coordinación de la Investigación Científica y el Centro de Estudios Migratorios.

Los cambios en la programación, señala, tendrá una vinculación con las actividades que en conjunto realiza la Universidad Michoacana, por lo que se prevé iniciar ciclos sobre cultura universitaria y “pensando en los muchos sectores que integran la ciudadanía”. Lograr un equilibrio para una transmisión de 24 horas continuas, como se alcanzó desde el año 2010 cuando se enlazó a la Frecuencia Modulada, no es fácil y una de las intenciones es generar espacios adecuados a las audiencias, como lo puede ser el contenido nocturno, mismos que ya empezó a ser “intervenido”, con temas ligeros a la vez que lúdicos y reflexivos.

De los programas más antiguos de estos 43 años, cita a “Ex Libris”, que dirige José Luis Rodríguez Ávalos y que sigue siendo el sello de las emisiones dominicales. Aunque no hay un estudio que precise con exactitud el rating que alcanza la emisora, David señala que el pulso actual lo dan las redes sociales, donde se detectan preferencias de todos los sectores, gustos y edades, síntoma a su juicio que manifiesta la fidelidad de una audiencia.


Ciudadanizar la Radio

Del Consejo Ciudadano que se convocó para su integración desde el mes de abril, dice que ya se cuenta con cuatro candidatos, los que deberán ser aprobados por el Consejo Universitario. Las funciones de esta figura, busca que de manera colegiada se discutan y propongan contenidos, se fortalezca la imagen institucional y se establezcan los vínculos con las audiencias, como secuencia de un proyecto iniciado por la anterior dirección que encabezó Rodrigo Pardo.

“Siempre queremos calidad en aquello donde van nuestros impuestos, los recursos públicos, pero también como ciudadanos debemos comprometernos, sé que no es sencillo, porque implica tiempo, conocer la radio, escucharla”, afirma al destacar los perfiles inscritos para integrar el Consejo, cuya función será honorífica, sin percibir ingreso alguno, y que adecuados para impulsar esta nueva etapa.

Deja un comentario